10
Promed – Calentador para pies KFS de

Promed – Calentador para pies KFS de

PROMED

37,45 EUR

 

¿Has usado este producto?

Valóralo

10
Calentadores de pies de Invierno Calcetines térmicos,

Calentadores de pies de Invierno Calcetines térmicos,

CHEN0-SUPER

18,99 EUR

 

¿Has usado este producto?

Valóralo

9.4
HoMedics FB-350-EU - Bañera spa para pies

HoMedics FB-350-EU - Bañera spa para pies

HOMEDICS

44,99 EUR

 

¿Has usado este producto?

Valóralo

Lo mejor de lo mejor

¿Cuáles son los mejores calentadores para pies?

Cuando en invierno se instala en tu ciudad ese frío que se cuela por toda la ropa es complicado conseguir un calor para el cuerpo. Pero existen algunas soluciones para paliar ese frío como los calentadores de pies, que se encargan de aumentar la temperatura en una parte del cuerpo clave para sobrevivir a las bajas temperaturas.

La mantas o los calefactores en invierno son indispensables para mantenerte calentito cuando las temperaturas caen. Pero las partes del cuerpo que siempre sufren más son los pies, que mucha gente siempre tiene congelados a pesar de llevar calcetines. Pues bien, uno de los inventos que van a suponer un gasto más que rentable a este tipo de gente son los calienta pies, que por muy poco precio asegura que tus pies ardan como si estuvieran en el infierno (en el buen sentido de estar aislado del frío).

El calefactor para pies es un elemento muy útil pero poco conocido entre el público en general, que sólo piensa en las mantas para pasar el invierno. Además no sólo existen calienta pies eléctricos para casa, sino que en el mercado puedes encontrar botas calienta pies o plantillas que incluso funcionan con USB para mantener tus dedos calientes en excursiones o para trabajar en una oficina fría.

Si ya has probado otros aparatos similares como calientacamas eléctricos y te han entrado ganas de usar unos calentadores de pies Decathlon o de El Corte Inglés no te preocupes, hemos hecho el trabajo por ti. En The Best 5, el único recomendador inteligente de productos de Internet, hemos reunido los mejores calentadores para pies de toda la red para que puedas llevarte uno de ellos a casa.

El algoritmo con el que trabajamos, creado a partir de big data e inteligencia artificial, tiene la misión de analizar todas las opiniones sobre calentadores de pies para ofrecerte en el comparador de precios los que cuentan con mejores valoraciones. Además de los modelos con mejores comentarios, en esta guía para comprar calienta pies te vamos a enseñar en qué debes basarte para elegir y cuáles son los diferentes calefactores de pies para oficina o para casa que vas a encontrar.

Analizamos el mejor CALENTADOR DE PIES DE DAGA

La mayoría de usuarios han decidido con sus valoraciones que el mejor calienta pies eléctrico de internet es el de la marca Daga. La forma de este calefactor de pies recuerda a dos botas acolchadas y unidas, además cuenta con un diseño sobrio que envuelve bastante bien los pies. Entre sus características básicas destacan su tamaño, donde caben pies de hasta un número 47, o los 3 niveles de temperatura que posee, para que puedas elegir el nivel de calor según el frío que haga en el exterior.

Si el gris oscuro no te convence puedes comprarla mejor en un color crema con un tono más claro. El tejido exterior del calentador de pies eléctrico Daga es suave y en la parte interior dispone de microfibra que almacena el calor y se puede lavar sin problema. El cable para conectar el calienta pies a la corriente sale de la parte de atrás, que puede provocar que las botas vuelquen hacia esta parte.

Uno de los puntos fuertes la estructura se calienta en sólo 5 minutos gracias a sus 100 W de potencia y que su sistema de seguridad con apagado automático tras 3 horas de uso. Pero no es oro todo lo que reluce y también tiene algunas pegas que debemos comentarte antes de que le des al botón de comprar.

La base de este calefactor de pies para oficina y casa es demasiado fina, por lo que el calor se nota sobre todo en la parte superior de la macrobota. Por otro lado, no te permite tener una apertura de piernas muy amplia y no se debe catalogar como un calefactor, si no con un aparato envolvente de calor.

Como puedes observar tiene una puntuación de 9.3 y el precio ha ido subiendo en los últimos meses debido al éxito que está teniendo. Si te fijas en el historial de precio (pulsando el icono de gráfico al lado de la puntuación), ha incrementado el coste un poco más, por lo que si te lo estás pensando te animamos a que lo compres ya, porque puedes encontrártelo más caro cuando vuelvas a por él dentro de varios días.

Características básicas de un calienta pies

Como con cualquier producto que necesites comprar, existen unas características básicas que debes analizar antes de comprar. Sólo realizando este profundo repaso a todo sabrás si el calentador de pies sin electricidad o eléctrico que estás valorando adquirir realmente es uno de los que mejor relación calidad precio tiene.

Ya que las botas calienta pies eléctricas son productos que se desconocen bastante, antes de ver qué tipos existen es más importante conocer cuáles son los factores que influyen directamente en el funcionamiento. No sólo es el diseño, también te interesa saber las medidas de seguridad o la potencia de un calefactor de pies.

¿Cómo funcionan las botas calienta pies eléctricas?

En primer lugar tienes que elegir entre un calentador de pies sin electricidad o con electricidad. Las diferencias entre ambos la veremos más adelante, por lo que ahora nos vamos a centrar en la forma de funcionar de los calientapiés eléctricos. Esto es importante para intentar dilucidar el consumo que puede tener el objeto.

Si has investigado acerca de cada tipo de calefactor para pies eléctrico te habrás dado cuenta que aumentan su temperatura gracias a un enchufe que se conecta a cualquier toma de corriente de casa. Estos son lo más baratos, ya que son los que se fabrican más fácilmente. Pero existen los que disponen de baterías, que los podríamos llamar calienta pies para oficina o calefactores de pies portátiles.

Las botas calienta pies eléctricas que cuentan con baterías que debes cargar escasean más que sus rivales y dejan de calentar en muy poco tiempo. Por último tendrás también los calentadores de pies con cable USB, muy demandados para usar con un ordenador al que conectar el USB y no consumir energía eléctrica directa de la casa.

Si eres de los que juegan al ordenador y siempre tienes molestia en los pies por el frío tu pesadilla se ha acabado, comprar un calefactor de pies USB y disfruta de tu tiempo de juego. Incluso existen masajeadores de pies eléctricos que tienen también la función de calentar los pies.

Potencia de las zapatillas calienta pies

La potencia puede que sea el aspecto clave que escenifica si el calefactor de pies para oficina cumple con su cometido lo mejor posible. De esta característica dependen dos puntos claves, la capacidad para calentarse en el menor tiempo posible y el nivel de temperatura que puede alcanzar el calienta pies eléctrico Lidl.

Los pies son de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo, por lo que los calefactores siempre alcanzan temperaturas que no lleguen a molestar o quemar la piel, sólo consiguen un calor necesario para neutralizar el frío. Por ello, la mayoría de los calienta pies cuentan con una potencia de 40 hasta 100 vatios, números que aseguran un buen calentamiento sin hacer daño.

Para tener más comodidad lo mejor que puedes hacer es comprar un calefactor de pies regulable, con un mando que te permita establecer varios niveles de temperatura. No olvides que a la potencia también delata el consumo que puede alcanzar el aparato y hay algunos que incluso ahorran con varias funciones de seguridad.

Forma y tamaño de los calentadores de pies

El botín es la forma más escogida por los fabricantes para hacer las alfombras eléctricas calienta pies. La anchura de estas botas está pensada para pies grandes, por lo que normalmente son todas de talla universal. Pero en cuanto a la plantilla si puedes elegir una talla concreta para que se adecue mejor a tu pie.

Los materiales usados son casi siempre los mismos, con una funda suave en el interior que se puede extraer para ser lavada y que tiene aporta mucha comodidad al pie. En la parte exterior encontrarás elementos más duros y resistente para no sufrir mucho desgaste. En sí todo el calentador de pies es lavable, lo único con lo que debes tener cuidado es con el enchufe que va a la corriente, que no es aconsejable que se moje.

Es verdad que el diseño es importante si vas a regalar las botas calienta pies a un niño, pero lo más importante es la sensación de calidad que aporta el utensilio, resaltando sobre todo la comodidad y la resistencia del tejido ante el uso bastante frecuente que tienes pensado darle al calefactor.

Los calentadores de pies alcanzan temperaturas idóneas para abrigar a los pies, así que no tendrás que preocuparte por sufrir quemaduras por demasiado uso.

Medidas de seguridad

Al ser un aparato que está en contacto con la piel y produce calor siempre debe contar con ciertas medidas de seguridad para no llevarte ningún susto. Al comprar caliente pies, siempre ten en cuenta que las siguientes medidas de seguridad aportan un plus de calidad al calefactor:

  • Autoapagado: Esta función ayuda a evitar posibles quemaduras o gasto innecesario de energía cuando la bota está funcionando ininterrumpidamente durante varias horas.
  • Material transpirable: El material transpirable permitirá que no sude tu pie y puedan surgir problemas con el sudor y la electricidad.
  • Detección de sobrecalentamiento: No es lo mismo que el autoapagado, ya que la función de detección de sobrecalentamiento apaga el calienta pies cuando nota que se ha calentado demasiado, dando igual cuánto tiempo lleva encendido.

Tipos de calentadores de pies

Ya te habrás dado cuenta de lo útil que es tener un calienta pies eléctrico Lidl o de Medisana para pasar el invierno en casa. Además se calentarse mediante una conexión a la electricidad o por baterías, también lo puedes usar para mantener los pies calientes sin tener que enchufarlo porque no hace un excesivo frío en casa.

Pero el frío aprieta más en la calle y tener un sistema similar a este para mantener caliente los pies sería perfecto para pasar el día. Esto es posible gracias a varios calienta pies totalmente diferentes al que has visto al comienzo, pero al fin y al cabo se incluyen dentro de los tipos de calienta pies.

De las botas calienta pies eléctricas y lo calefactores de pies grandes enchufados a la corriente ya hemos hablado durante toda la comparativa de calienta pies, por lo que ahora nos vamos a centrar en el resto de modelos, que también tienen bastantes puntos positivos para tenerlos en cuenta.

Calentadores de pies sin electricidad

Si no quieres gastar más electricidad porque ya cuentas con numerosos aparatos conectados a la corriente puedes optar por comprar calienta pies sin electricidad y que puedes usar sin preocuparte por la peligrosidad de la corriente eléctrica. Estos modelos suelen estar fabricados con piel sintética súper suave que protege los pies y los mantiene muy calientes.

Una de las características más beneficiosas para los pies es la comodidad que aporta, sobre todo para aquellos que necesitan descansar los pies después de un largo día de trabajo con zapatos.

Además otra ventaja es el tamaño, ya que suelen ser un poco más grande que los eléctricos y se pueden lavar más fácilmente sin tener que desmontarlo por la toma de corriente.

Dentro de los calentadores de pies sin electricidad podemos incluir las botas acolchadas para estar por casa, que se han puesto de moda para salir a la calle. Estas zapatillas calienta pies están formadas por materiales muy similares a los calienta pies sin electricidad para casa.

Plantillas calienta pies

Este puede ser uno de los inventos más funcionales pero poco conocidos del hombre en los últimos años. En primer lugar tienes las plantillas calefactoras de pies con baterías, unas plantillas que realmente aportan bastante calor a todo el pie. Suelen funcionar con un cable que conecta a baterías que se cargan por USB o baterías con pilas.

Incluso algunos incluyen un pequeño mando para regular la temperatura. Si no te importa gastar una cantidad más alta, el mercado ofrece otras opciones aún más avanzadas como plantillas calienta pies que se regulan a través de una aplicación.

Estas plantillas poseen una batería que se calienta según lo que indiques por la app, incluso ciertos modelos poseen un podómetro que también te mide el número de pasos que has dado a lo largo del día. Otras plantillas calienta pies son las que se manejan con un mando a distancia, pero que también están formadas por una plantilla con batería.

Alfombra eléctrica calienta pies

Una alfombra eléctrica calienta pies se puede usar con y sin zapatos, para aprovechar una pequeña parada en casa para calentarte los pies mientras esperas sin tener que quitarte los zapatos. Aun así el calor infrarrojo que emite sirve sobre todo para estar en casa sin tener que meter los pies en un calienta pies eléctrico que puede ser un poco agobiante o incómodo. El funcionamiento de este aparato es muy similar al de las almohadillas eléctricas

El funcionamiento de este aparato es muy similar al de las almohadillas eléctricas. Las alfombrillas eléctricas calefactoras de pies no consumen mucho, pero en comparación con el resto de calentadores de pies sale perdiendo en cuanto al nivel de temperatura que puede alcanzar. En concreto, una alfombra es perfecta como calentador de pies para oficina, tanto por su comodidad como por el uso que puedes hacer de ella con zapatos.

Parches calienta pies

Son los calienta pies sin electricidad más baratos de todo el mercado. Si no los has visto nunca se tratan de unos parches parecidos a tiras cuadradas grandes que retienen con gran eficacia el calor durante unas 10 horas.

Se suelen colocar en la parte delantera del pie y no incomodan al andar en todo el día. En concreto se tratan de unas almohadillas que además ayudan a la circulación de la sangre por el pie. Aunque no son parches también tendrás la opción de comprar unos calcetines calienta pies, que principalmente destacar porque eliminan la humedad que se produce en caminatas por superficies con agua.

Comprar los mejores calentadores para pies gracias a The Best 5

Los calentadores de manos, que también existen, son útiles para el frío, pero al fin y al cabo las puedes resguardar mejor con tu cuerpo. Pero los pies son bastante vulnerables ante el frío y un buen calentador de pies es perfecto para pasar el invierno sin tener los pies congelados, una sensación que te hace pasarlo peor.

En The Best 5, el único recomendador inteligente de productos de Internet, queremos echarte una mano con los mejores calentadores de pies para que puedas llevarte a casa uno que te ayude a sobrellevar lo mejor posible el frío. El algoritmo que usamos, diseñado con inteligencia artificial y big data, hace todo el trabajo por ti y analiza todas las opiniones sobre calentadores para pies de las diferentes tiendas online.

Gracias a esta profunda investigación sólo verás en el comparador de precios los más valorados por parte de los consumidores. Con la guía de compra para calienta pies sabrás cuál es el que mejor para ti. Y tú, ¿a qué esperas para convertirte en un consumidor inteligente?

Los que han visto esto también se interesaron en:

TRUCOS PARA COMPRAR MÁS BARATO