9.9
Waterpik WP-100 - Producto de cuidado dental,

Waterpik WP-100 - Producto de cuidado dental,

WATERPIK

84,51 EUR

9.0
Oral B Waterjet MD16 - Irrigador dental

Oral B Waterjet MD16 - Irrigador dental

ORAL-B

61,97 EUR

9.0
Aquapik 100 - Irrigador dental y Nasal

Aquapik 100 - Irrigador dental y Nasal

BOSTON TECH

39,9 EUR

125,0 EUR

8.9
Waterpik WP-660EU Irrigador Bucal Eléctrico Irrigador Dental,

Waterpik WP-660EU Irrigador Bucal Eléctrico Irrigador Dental,

WATERPIK

76,73 EUR

89,99 EUR

Lo mejor de lo mejor

¿Cuál es el mejor irrigador dental para el cuidado de la boca?

Si quieres prevenir infecciones, mal aliento y dientes deteriorados debes completar tu limpieza bucal con un irrigador dental. Y es que diversos estudios han demostrado que un porcentaje muy elevado de las enfermedades comunes se manifiestan en la boca de una u otra manera. 

Aunque no sustituye a un buen cepillado dental, si que ayuda a que la limpieza de dientes, encías y boca sea mucho más profunda. Indicados para todo tipo de personas con o sin patologías bucales, en The Best 5, el único recomendador inteligente de productos de Internet, queremos ayudarte a hacer la mejor compra. 

Por eso, gracias a la inteligencia artificial y al big data podemos ofrecerte una comparativa con los 5 mejores irrigadores dentales del mercado en relación calidad precio, gracias a las opiniones sobre irrigador dental recogidas de cientos de usuarios en la red. 

Además, a continuación te contaremos cuáles son los beneficios de su uso, cómo se utilizan y sus principales características que tendrás que tener en cuenta antes de decantarte por el primer irrigador dental de Lidl que veas. 

¿Para qué se usa un irrigador dental?

Siempre hay espacios entre las piezas dentales donde se acumulan restos de comida o mayor cantidad de placa bacteriana. Aunque realicemos bien el cepillado e incluyamos el uso del hilo dental y del enjuague, estos restos no siempre salen con facilidad y terminamos incluso provocándonos heridas en las encías. 

Los cepillos interdentales muchas veces tampoco son de utilidad cuando el espacio que queremos limpiar es especialmente pequeño. Por eso se recomienda acudir una vez al año al dentista para realizar una limpieza dental profesional. 

Sin embargo, podemos conseguir una menor acumulación de placa bacteriana y por tanto, retrasar la aparición de sarro, gracias a los irrigadores dentales. Sobre todo su uso es recomendable para: 

  • Reducir la placa bacteriana

Para reducir la placa que se acumula en nuestros dientes, así como el sarro  y evitar la aparición de caries, sin duda un irrigador dental es la mejor solución a largo plazo. 

  • Eliminar manchas

Aunque no sustituye al blanqueamiento dental, si eres fumador o sueles tomar café, té u otras bebidas con cafeína seguro que notas como se te amarillean los dientes o te salen incluso manchas. Gracias a un irrigador conseguirás eliminarlas y lucir una sonrisa blanca.

  • Evitar enfermedades de encías

Algunas inflamaciones o enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis se producen por la acumulación de bacterias en las encías que, aunque nos cepillemos los dientes, no siempre se eliminan del todo. 

  • Prevenir la halitosis

Si sufres de mal aliento o halitosis sin duda necesitas un irrigador dental. Gracias a su potencia llegarás a limpiar todos los rincones de tu boca para mantenerla fresca durante todo el día. 

  • Limpieza con ortodoncia

Para los que están siguiendo un tratamiento de ortodoncia, el irrigador dental ayuda a mantener limpios los alambres, pero también para usuarios de coronas o implantes. 

Características de los mejores irrigadores dentales

Recordamos que un irrigador dental no es un sustituto de un cepillo de dientes, aunque sí podría serlo del hilo dental o de los cepillos interdentales. Normalmente este tipo de irrigadores dentales del Corte Inglés o Media Markt tienen varios tipos o modos de limpieza.

Los dos tipos que encontrarás en todos los modelos son el de ducha de agua y el de presión además de con agua también con aire. En el primer caso se trata simplemente del chorro de agua a presión, mientras que en el segundo se utiliza también aire para mayor precisión y potencia a la hora de eliminar bacterias en los bordes de las encías. 

Es muy importante por tanto fijarse en cuántos niveles o tipos de presión tiene el irrigador dental. Este factor es importantísimo a la hora de elegir la potencia del chorro de agua o aire, que puede ser individual o multijet. En este último caso hablamos de varios chorros en vez de uno, que se enfocan con ráfagas intermitentes.

La función de los irrigadores dentales es eliminar los restos de comida de lugares poco accesibles o en los que el cepillo no penetra bien, además de conseguir una eliminación más profunda de la placa bacteriana que se acumula en dientes y encías. 

Boquillas de recambio de un irrigador dental

Las boquillas son el último de los factores que deberás tener en cuenta antes de comparar precios del irrigador dental. 

  • El modelo que compres que tenga más de una boquilla en el caso de que no lo vayas a utilizar sólo tú. 
  • Que venga con varios recambios para así no tener que comprarlos en un periodo corto de tiempo. 
  • Algunos modelos incorporan otro tipo de accesorios para diferentes modos de limpieza, como uno especial para la lengua, según indica el estudio del mejor irrigador dental por Ocu.

Fuente de alimentación de irrigadores dentales

Esta característica es otra de las funcionalidades que debes tener en cuenta a la hora de comprar un irrigador dental Waterpik o de otra marca. Y es que no sólo por su frecuencia de uso sino también por la potencia de éste, lo convierte en un factor fundamental. 

Podemos diferenciar tres tipos. En primer lugar el irrigador dental a pilas es el que tiene menor potencia, y está pensado para usos esporádicos o para llevar de viaje. 

Por otro lado están los irrigadores dentales que van enchufados a la corriente. Este tipo de irrigador dental fijo tiene la ventaja de tener la mayor potencia, aunque ocupa más espacio y te permite poca movilidad. 

Una versión intermedia sería un irrigador dental con batería, que al igual que los cepillos de dientes eléctricos cuenta con una base de carga con una batería de litio. En este caso el espacio que ocupan no es mucho y además permite la libertad de movimientos. 

Diseño y capacidad de depósito de un irrigador dental

Cuando nos referimos al diseño hablamos de la estructura del irrigador. Como hemos dicho, dependiendo de su fuente de alimentación podemos encontrar irrigadores dentales fijos con cable que tienen una estructura y depósito más grande, y son recomendables para un uso más frecuente. 

Mientras que si no tienes mucho espacio o su uso va a ser ocasional, lo mejor es que optes por algún tipo de irrigador portátil con menor potencia, que sea de una marca conocida y no cualquier modelo de los irrigadores dentales de Carrefour u otras superficies comerciales. 

La capacidad del depósito de un irrigador dental también es importante para calcular las veces que tendremos que rellenar el tanque. Les puedes encontrar desde 100 ml hasta los 1000 ml en el caso de irrigadores con depósito externo. 

Dependiendo de las personas que lo vayáis a utilizar o del número de usos que le des al día, ya sea de agua o de enjuague bucal, te vendrá mejor uno con mayor capacidad para no tener que llenarlo en cada uso. 

Otro de los factores externos en el que hay que fijarse es en el espacio destinado al almacenar las diferentes boquillas. Los irrigadores de más tamaño suelen tener este espacio, mientras que los inalámbricos como mucho permiten el almacenamiento de una boquilla en el soporte. 

¿Cómo se usa un irrigador dental?

En primer lugar debes asegurarte de llenar el depósito bien con agua o con colutorio, y de que la batería esté cargada antes de utilizarlo. La primera vez que lo utilices es mejor que selecciones una potencia o nivel de presión más bajo, hasta que te vayas acostumbrando y lo puedas subir al nivel en el que te sientas cómodo. 

Una vez que lo tengas cargado introduce el cabezal en la boca en dirección a las encías. Procura inclinarte sobre el lavabo para que no salpiques por todo el baño. A continuación enciéndelo y comienza a limpiar tus dientes y encías

En el caso de que tenga temporizador o modos programables recuerda que se detendrá durante unos segundos para que puedas cambiarlo de zona. Cuando hayas acabado apágalo antes de sacarlo de la boca, vacía el agua restante del depósito y seca el cabezal utilizado. 

Comprar el mejor irrigador dental gracias a The Best 5

El cuidado de la salud en general y de la boca en particular es muy importante para evitar cualquier tipo de infecciones y proliferación de bacterias. Por eso deberás utilizar un irrigador dental al menos una vez al día, la más recomendable es después del cepillado de dientes antes de irse a dormir y realizar la limpieza durante unos dos minutos. 

Si quieres evitar la aparición de caries, la tan molesta halitosis, la proliferación de manchas o la acumulación de bacterias en forma de sarro, sin duda necesitas un irrigador dental que te proporcione una limpieza bucal profunda. 

En The Best 5, el único recomendador inteligente de productos de Internet, queremos facilitarte la búsqueda del modelo que mejor se adapte a tus necesidades y a tu bolsillo. 

Por eso hemos desarrollado un algoritmo que, basado en la inteligencia artificial y el big data es capaz de leer entre las opiniones de cientos de usuarios en la red, para así ofrecerte los irrigadores dentales mejor valorados por usuarios reales. 

Además, no sólo te ahorramos tiempo en la búsqueda, sino también dinero en la compra. Y es que te indicamos también en qué tienda online lo encontrarás al mejor precio gracias a nuestro comparador de precios. Con esta guía de compra ya sabes en qué características fijarte a la hora de comprar uno. ¿Aún no eres un consumidor inteligente? ¿A qué esperas para conseguir una completa higiene bucodental en casa?

Los que han visto esto también se interesaron en:

Suscripción Newsletter